jurisprudencia- JUICIO DE COBRO DE PESOS - DEUDOR - SUCESIONES
CONCILIACIÓN JUDICIAL - RECURSO DE CASACIÓN EN LA FORMA - JURISPRUDENCIA
CivilJurisprudenciaChileRegión Metropolitana
kathy Sábado 8 de Octubre del año 2011 / 6:40

Tribunal: Corte Suprema
 
Sala: Primera
 
Fecha: 29-ago-2011

No existe un perjuicio actual al momento en que el recurso se interpuso, ya que el fallo de instancia fue anulado y se anuló todo lo obrado en el proceso, hasta la dictación de la resolución que citaba a las partes a la audiencia de conciliación.

1.- Corresponde rechazar el recurso de casación en la forma interpuesto por la parte demandada en contra de la sentencia de alzada que, revocando la de primera instancia, niega lugar a la excepción de falta de oportunidad de la ejecución en contra del cumplimiento incidental del fallo que había acogido la demanda del Banco, toda vez que para que el recurso de casación en la forma proceda, es necesario que el recurrente sufra un perjuicio al momento de interponer su pretensión de nulidad, situación que no se cumple en los hechos.

2.- A pesar del incompleto emplazamiento que dice existir la recurrente, razón por la cual se invoca el vicio de nulidad establecido en el Nº 9 del artículo 768 del Código de Procedimiento Civil en relación con el Nº 2 del artículo 795 del mismo cuerpo legal - por defectos en la notificación al llamado de conciliación que se le hizo a la parte demandada - no es posible acoger el recurso puesto que no existía un perjuicio actual al momento en que este se interpuso, ya que por tal razón, el fallo de instancia fue anulado y se anuló todo lo obrado en el proceso, hasta la dictación de la resolución que citaba a las partes a la referida audiencia de conciliación, ordenándose su prosecución una vez determinados todos los herederos del deudor.

3.- El recurso de casación en la forma requiere siempre una actividad jurisdiccional previa que culmine en la dictación de una sentencia que haga procedente el recurso y que aparezca pronunciada con alguno de los vicios descritos en el artículo 768 del Código de Procedimiento Civil y/o con infracción de leyes que tengan el carácter de decisorias para la controversia jurídica planteada. Asimismo, con arreglo a lo prevenido en el artículo 771 del Código de Procedimiento Civil, otro de los presupuestos del recurso de casación es que éste debe interponerse por la parte agraviada con la decisión que se intenta eliminar. De lo antedicho, no queda sino concluir que los recurrentes han perdido el carácter de parte agraviada, en los términos que preceptúa el artículo 771 del Código de Procedimiento Civil, puesto que la interlocutoria que motivó la interposición de su arbitrio de casación en la forma ha visto neutralizado todo su vigor, a consecuencia de haber desaparecido la mayor parte de la substanciación previa que había dejado la causa en estado de cumplirse lo resuelto sobre la cuestión que ha sido objeto del juicio, sentencia definitiva que, como se señaló, fue invalidada.

FALLO

Santiago, 29 de agosto de 2011.

VISTO:

En estos autos Rol N° xxx del Segundo Juzgado Civil de Valdivia, seguidos en juicio ordinario de cobro de pesos entre el Banco del Estado de Chile y xxxxxx y otros, se dictó sentencia definitiva haciendo lugar a la demanda impetrada en autos, de conformidad con la cual, el referido banco solicitó que se declarara que los demandados,xxxxxxxx-en calidad de herederos y continuadores legales de los derechos y obligaciones de su causante xxxxxxx, deudor original de dicha entidad bancaria-, adeudan a su parte la cantidad de 3.121 Unidades de Fomento, en su equivalente en pesos al momento del pago efectivo, con intereses y reajustes.

Decretado el cumplimiento incidental del fallo, a instancias del actor, y notificada por cédula la mandataria judicial de seis de los demandados, éstos opusieron la excepción de falta de oportunidad en la ejecución, aduciendo un doble motivo. Por una parte, basaron tal defensa en la existencia de un recurso de casación pendiente ante esta Corte Suprema y, en segundo término, alegaron que la ejecución resulta inoportuna porque la petición de cumplimiento constituye una demanda ejecutiva que debe especificar contra quién se dirige, cuestión que no ha cumplido la demandante, al decir, únicamente, que la dirige en contra de los demandados y los continuadores legales de xxxxxx - uno de los demandados originales -, sin precisar la individualización de estos últimos, personas a las que no representa el mismo apoderado de los otros seis demandados, por lo que no se ha realizado el necesario emplazamiento para la ejecución.

Al evacuar el traslado que se le confiriera, el actor solicitó el rechazo de la excepción opuesta por la contra parte, exponiendo que la misma no debió ser admitida a tramitación por no aparecer revestida de fundamento plausible, al tiempo que el cumplimiento incidental fue solicitado dentro del plazo dispuesto en el artículo 233 del Código de Procedimiento Civil, razón por la que no carece de oportunidad y, por lo demás, porque el recurso de casación que se hallaba pendiente no produce la suspensión de la ejecución de la sentencia que se pide cumplir.

Por sentencia de uno de diciembre de dos mil nueve, que se lee a fojas 77 de este cuaderno de compulsas, dictada por el señor Juez titular del juzgado mencionado en el primer párrafo, se acogió la excepción formulada por los demandados representados por la mandataria judicial señora Berta Provoste Bahamonde y, en consecuencia, se declaró improcedente la ejecución.

Apelado ese fallo por la parte demandante, la Corte de Apelaciones de Valdivia, en sentencia de treinta y uno de marzo de dos mil diez, escrita a fojas 93, lo revocó y, en su lugar, declaró que la excepción de falta de oportunidad en la ejecución planteada por esos demandados queda rechazada.

En contra de esta última decisión los demandados en referencia han deducido recurso de casación en la forma.

Se ordenó traer los autos en relación.

CONSIDERANDO:

PRIMERO: Que en este recurso se afirma por los impugnantes que el fallo cuestionado presenta el vicio previsto en la novena causal de nulidad en la forma del artículo 768 del Código de Procedimiento Civil, con relación a lo preceptuado en el número 1 del artículo 795 del mismo ordenamiento.

Al efecto, los recurrentes exponen que el banco demandante ha iniciado la fase de cumplimiento con citación del fallo que acogió su demanda de cobro de pesos, en contra de los demandados, entre los cuales se cuentan los continuadores legales de don Pedro Pizarro Froesse, resolución que fuera notificada a la apoderada compareciente en el recurso que se examina, quien sólo representa xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx. Con lo señalado - afirman quienes recurren -, se ha dejado de emplazar a los continuadores legales de don xxxxxx, como por ejemplo doña xxxxxx, en circunstancias que se encuentra acreditado en el proceso que existen otros herederos de don xxxxx, a quienes la apoderada de los demás demandaos comparecientes no representa.

De esa forma - termina el libelo de casación -, encontrándose emplazados sólo algunos de los demandados en contra de quienes se solicitó el cumplimiento incidental, la ejecución no puede seguir adelante, por incompleto emplazamiento, generando la más absoluta indefensión de sus derechos para los continuadores legales del demandado fallecido don xxxxxxxxxx, dueños de inmuebles hipotecados y gravados en autos, respecto de los cuales el demandante ha pedido, expresamente, la realización como cuerpo cierto, para el pago de la totalidad de la deuda, en evidente perjuicio a toda la comunidad, emplazada sólo en parte;

SEGUNDO: Que, en lo que interesa a los basamentos del remedio procesal que se revisa, la revocatoria contenida en el fallo objeto del recurso obedece a que la oposición ha sido planteada por la abogada doña xxxxxxx, quien carece de titularidad para incidentar por los herederos del demandado fallecido, don xxxxxxx; aunado a lo cual, los sentenciadores tienen presente que, en todo caso, el cumplimiento del fallo no afecta a quienes no han sido emplazados, habida cuenta que lo que se subastará consiste en acciones y derechos de los herederos sobre dos inmuebles del primitivo deudor y no de una cosa singular.

Con lo expresado y considerando, además, que el artículo 234 del Código de Procedimiento Civil dispone taxativamente las excepciones que pueden oponerse a la ejecución, arriban al rechazo de la oposición del cumplimiento del fallo; TERCERO: Que las argumentaciones del recurso discurren, en lo medular, sobre el hecho que el cumplimiento incidental de la sentencia definitiva que acogió la demanda de cobro de pesos del Banco del Estado se ha decretado a solicitud del actor, libelo en el que no se ha individualizado como corresponde a los continuadores legales de uno de los demandados que ha fallecido - xxxxxxxx -, personas que no cuentan con representación en la causa y que, por lo mismo, no se encuentran debidamente emplazados para la ejecución;

CUARTO: Que a fojas 123, habiendo pasado la causa al estado de acuerdo, se decretó, como medida para mejor resolver, traer a la vista el expediente original en que incide el recurso que se analiza.

Cumplida la medida en referencia y examinado el cuaderno requerido, se advierte que la sentencia definitiva de segundo grado pronunciadas en estos autos con fecha 17 de noviembre de 2008 - confirmatoria de aquélla de primera instancia de 5 de junio de 2008 -, en virtud de la cual se había acogido la demanda de cobro de pesos, fue invalidada de oficio por este Tribunal de Casación, mediante resolución de 30 de septiembre de 2010, precisamente, ante la constatación del acaecimiento del noveno vicio de nulidad formal contemplado en el artículo 768 del Código de Procedimiento Civil, relacionado al numeral segundo del artículo 795 de la misma codificación procesal, atendidos los defectos detectados por esta Corte en la notificación del llamamiento a las partes al trámite de conciliación ante el tribunal de primer grado y, en particular, con respecto a los herederos -personas indistintamente aludidas- del demandado señor xxxxx. Junto con la invalidación del fallo, se dispuso dejar sin efecto todo lo obrado en el proceso, hasta la dictación de la resolución que citaba a las partes a la mentada audiencia de conciliación, ordenándose su prosecución una vez determinados los herederos del referido litigante;

QUINTO: Que de esa manera, entonces, quedó sin efecto toda aquella tramitación seguida una vez agotados los trámites de discusión, ineficacia procesal que, como se ha visto, alcanzó al fallo del tribunal de alzada de Valdivia que confirmaba la sentencia definitiva que había hecho lugar a la demanda declarativa de cobro impetrada por el Banco del Estado de Chile y que en el intervalo que medió entre el cúmplase de la sentencia de segundo grado y la vista del recurso de casación interpuesto para ante esta Corte Suprema, se había solicitado cumplir por vía incidental, con arreglo a lo prevenido en el artículo 233 y siguientes del Código de Procedimiento Civil, estadio procesal al que, finalmente, concierne el remedio procesal en estudio;

SEXTO: Que la pretensión de nulidad a través del recurso de casación requiere siempre una actividad jurisdiccional previa que culmine en la dictación de una sentencia que haga procedente el recurso y que aparezca pronunciada con alguno de los vicios descritos en el artículo 768 del Código de Procedimiento Civil - cuyo es el postulado de la recurrente de autos - y/o con infracción de leyes que tengan el carácter de decisorias para la controversia jurídica planteada.

Asimismo, con arreglo a lo prevenido en el artículo 771 del Código de Procedimiento Civil, otro de los presupuestos del recurso de casación es que éste debe interponerse por la parte agraviada con la decisión que se intenta eliminar;

SÉPTIMO: Que de lo antedicho, no queda sino concluir que los recurrentes han perdido el carácter de parte agraviada, en los términos que preceptúa el artículo 771 del Código de Procedimiento del ramo, puesto que la interlocutoria que motivó la interposición de su arbitrio de casación en la forma ha visto neutralizado todo su vigor, a consecuencia de haber desaparecido la mayor parte de la substanciación previa que había dejado la causa en estado de cumplirse lo resuelto sobre la cuestión que ha sido objeto del juicio, sentencia definitiva que, como se ha expuesto precedentement e, fue invalidada.

En este punto, cabe recordar que el agravio, para los efectos del arbitrio de casación, se mide con relación al perjuicio que el defecto de forma o el error de derecho en lo resolutivo de la sentencia acarrea para quien es parte en el litigio. Así, la sola existencia de algún vicio adjetivo o infracción de ley no hacen viable este recurso, sino que es menester que exista un interés subjetivo comprometido en los vicios que le sirvan de sustento.

El recurrente de casación, ya de forma o de fondo, debe exhibir un interés actual comprometido, tanto en el fallo impugnado que le es adverso, como en las resultas del recurso que interpone contra el mismo y, en la especie, ha quedado de manifiesto que nada de ello conserva relevancia debido a que el proceso en cuestión retrotrajo sus trámites, para más adelante, luego de su nueva conducción, se dicte otra vez sentencia definitiva, a propósito de la cual los litigantes podrán acudir al sistema recursivo, según mejor convenga a sus intereses;

OCTAVO: Que sobre el particular don Waldo Ortúzar Latapiat expresa: "el sujeto que interpone un recurso ha de estar legitimado para ello. Esta legitimación viene determinada por el hecho de que la resolución que se pretende impugnar tenga un contenido desfavorable, esto es, que constituya un perjuicio, un gravamen para el mismo. En cuanto a la naturaleza del agravio, a falta de estudios más próximos, recurrimos a la doctrina extranjera. Ésta dice que el gravamen debe apreciarse desde el punto de vista del ordenamiento jurídico, y no según el criterio subjetivo del recurrente" (Las Causales del Recurso de Casación en el Fondo en materia Penal; Ed. Jurídica, pág. 218).

Todo lo expresado, en suma, redunda en que, entre el momento de interposición del presente recurso de nulidad de forma y el día de su vista, los demandados y recurrentes han visto desaparecer los efectos de jurídicos de la sentencia definitiva a cuya ejecución se estaban oponiendo, razón por la que se torna inconducente analizar la pertinencia de sus objeciones formales al pleito en etapa de cumplimiento;

NOVENO: Que, como corolario de estas reflexiones, se impone que el recurso de nulidad no puede prosperar.

Y atento, además, a lo dispuesto en los artículos 764, 765 y 766 del Código de Procedimiento Civil, se rechaza, sin costas, el recurso de casación en la forma deducido por doña xxxxxxx, en representación de la parte demandada, en lo principal de la presentación de fojas 98, contra la sentencia de treinta y uno de marzo de dos mil diez, escrita a fojas 93.

Regístrese y devuélvase, con sus agregados y expediente original traído a la vista.

Redacción a cargo del ministro señor Adalis Oyarzún M.

Nº xxxx-10.

Pronunciado por la Primera Sala de la Corte Suprema, por los Ministros Sres. Adalis Oyarzún M., Juan Araya E., Guillermo Silva G., Roberto Jacob Ch. y Abogado Integrante Sr. Domingo Hernández E.

Autorizado por la Ministra de fe de la Corte Suprema.
 
>


kathy


Warning: include(articulos_relacionados.php) [function.include]: failed to open stream: No such file or directory in /home/sinley/public_html/index.php on line 115

Warning: include(articulos_relacionados.php) [function.include]: failed to open stream: No such file or directory in /home/sinley/public_html/index.php on line 115

Warning: include() [function.include]: Failed opening 'articulos_relacionados.php' for inclusion (include_path='.:/usr/lib/php:/usr/local/lib/php') in /home/sinley/public_html/index.php on line 115
Participar en el Foro