JURISPRUDENCIA CONTAMINACIÓN DE LAS AGUAS
kathy Jueves 9 de Diciembre del año 2010 / 9:26

Tribunal: Corte de Apelaciones de Coyhaique
 

La existencia de redes pesqueras sucias sobre una plataforma de la denunciada, vulnera la normativa de pesca en cuanto a las medidas adecuadas para la limpieza de éstas.

1.- Corresponde revocar la sentencia que desestimó la denuncia efectuada contra la empresa por infracción a la Ley de Pesca, toda vez que ésta no adoptó las medidas adecuadas dispuestas por el Servicio competente en la materia, al mantener un acopió redes en el centro de cultivo para su limpieza, sin la autorización de la Autoridad Marítima. Teniendo presente el artículo 118, inciso 1°, del referido cuerpo normativo debe sancionarse el incumplimiento a las medidas de protección dispuestas en los reglamentos, considerando que no hay antecedentes acerca de infracciones anteriores como la que se le acusa a la denunciada que hayan sido cometidas por ésta, se le aplicará la pena de multa en su mínimo.

Fallo

Coyhaique, 28 de septiembre de 2010.-

VISTOS:

Se reproduce la sentencia en alzada de fecha dos de enero de dos mil diez, con excepción de sus motivos Cuarto y Quinto, los que se eliminan.

Y TENIENDO, EN SU LUGAR, PRESENTE:

PRIMERO: Que, de fojas 79 a 83, el Servicio Nacional de Pesca - Sernap - a través de su abogada doña xxxx, interpone recurso de apelación en contra de la sentencia definitiva arriba referida dictada por el Juez Titular del Juzgado de Letras de Puerto Aysén don xxxx, solicitando se revoque ésta y se haga lugar a la denuncia contra la empresa denunciada y se le condene a pagar una multa de 3.000 unidades tributarias mensuales o la suma que se determine, con costas.

Fundamenta su recurso señalando, en síntesis, que el Juez dejó sin aplicación el artículo 125 inciso 3° de la Ley de Pesca y se valió de requisitos no exigidos por la ley en la configuración del tipo infraccional. Dice que El Reglamento Ambiental para la Acuicultura (RAMA) fue dictado de acuerdo a lo que establece el artículo 87 de la Ley de Pesca y su incumplimiento tiene sanción legal, de tal forma que es la ley, la que determina como sujeto activo del tipo infraccional a todos aquellos que desarrollan esta actividad económica, y la misma ley desarrolla como conducta típica el incumplimiento de las medidas de protección emanadas de los reglamentos, y también es la ley la que establece la sanción por el incumplimiento de dichos reglamentos. El artículo 9 inciso final del RAMA dice claramente que las redes removidas para limpieza no podrán ser mantenidas o acopiadas en el centro de cultivo ni sectores aledaños a éste.

Agrega, que el Juez se equivoca al exigir el elemento daño y relación de causalidad entre la acción perjudicial al medio y el daño ambiental, ya que la infracción se contiene en el artículo 118 de la Ley de Pesca, que se traduce en no cumplir el deber de adoptar las medidas de protección contenidas en el Reglamento, infringiendo el inciso final del artículo 9 del RAMA, que es un delito de peligro abstracto, las que no cumplió, según se probó con las fotos y la declaración de la fiscalizadora.

Continúa señalando, que el Juez se equivoca al dejar sin aplicación el artículo 125 de la Ley de Pesca -que se refiere a la presunción de responsabilidad- ya que está en perfecta armonía con el principio de inocencia, por no tratarse de una presunción de derecho, puesto que la Carta Fundamental la prohíbe cuando se trata de responsabilidad penal.

En definitiva, solicita que se revoque la sentencia apelada, se haga lugar a la denuncia contra la empresa denunciada y se le condene a pagar una multa de 3.000 unidades tributarias mensuales o la suma que se determine, con costas.

SEGUNDO: Que, la parte denunciada a través de la abogada doña xxxx, alegando ante estrados, plantea como petición principal, se confirme la sentencia con costas, en subsidio, se rebaje la multa solicitada.

Como fundamento de su defensa, en términos generales, dice que la apelación no se condice con la denuncia, porque, en primer lugar, no hay la alteración ambiental requerida por la ley, puesto que ésta exige un resultado y que éste tenga un nexo con la actividad acuícola; en segundo lugar, porque se vulnera el principio de inocencia al darle valor al fiscalizador del Servicio Nacional de Pesca (Sernap) sin que haya percibido los hechos por sus propios medios, sino que infraccione en base a suposiciones, ya que no se tomó muestras de los elementos dañosos y finalmente, dice que el artículo 118 de la Ley de Pesca es impertinente, ya que sanciona infracciones por los artículos 86 y 87 del Rama (en su redacción del año 2009) y por el artículo 74 del mismo. Que, a su juicio, si debiera sancionarse, la norma aplicable sería el artículo 116 de la misma Ley, que permite castigar a todas las infracciones que no tengan señalada una pena especial.

TERCERO: Que, según se desprende de la lectura del fallo recurrido, el juez del grado, según lo razona en su considerando Cuarto, (eliminado) ha basado su decisión, especialmente, en que no se acreditó el perjuicio ocasionado al medio ambiente, no se probó la alteración del equilibrio ecológico, ni se aportó antecedentes para apreciar el daño ambiental, por lo tanto no se alcanza la convicción acerca de la infracción cometida.

CUARTO: Que, para decidir la materia que se discute, es necesario analizar las normas atingentes a ella, revisándose las citadas por la parte denunciante y apelante, Servicio Nacional de Pesca, cuales son las siguientes:

El artículo 9 inciso final del RAMA señala que "Las redes removidas para su limpieza no podrán ser mantenidas o acopiadas en el centro de cultivo ni sectores aledaños a éste, sin perjuicio de lo dispuesto en el inciso 2°, en cuyo caso se estará a la autorización otorgada por la Autoridad Marítima."

Por su parte, el artículo 86 de la Ley de Pesca dispone que "El Ministerio, mediante decreto supremo previos informes técnicos fundados de la Subsecretaría, y del Consejo Nacional de Pesca, dictará un reglamento que establecerá las medidas de protección y control para evitar la introducción de enfermedades de alto riesgo y especies que constituyan plagas, aislar su presencia en caso de que éstas ocurran, evitar su propagación y propender a su erradicación. El mismo reglamento determinará las patologías que se clasifican como de alto riesgo y las especies hidrobiológicas que constituyan plagas.

El incumplimiento de cualquiera de las medidas establecidas en el reglamento, será sancionado conforme a las normas del título IX."

El citado Título IX de la Ley de Pesca se refiere a las Infracciones, Sanciones y Procedimientos, estableciéndose en el artículo 118, también citado por el apelante, que "El que ejerciere actividades de acuicultura a cualquier título u otra de las actividades sometidas a los reglamentos establecidos de conformidad con los artículos 86 y 87 y no adoptare las medidas de protección dispuestas en ellos, será sancionado con una multa de 50 a 3.000 unidades tributarias mensuales.".

QUINTO: Que, del análisis e interpretación de las normas arriba detalladas, se tiene:

a) que la conducta cuyo incumplimiento se denunció se encuentra descrita en el inciso final del artículo 9 del Reglamento Ambiental para la Acuicultura (RAMA);

b) que el referido Reglamento fue dictado dando cumplimiento a lo dispuesto por el artículo 86 de la Ley de Pesca, que obliga al Ministerio de Economía, Fomento y Reconstrucción a dictar un reglamento que establezca las medidas de protección y control para evitar la introducción de enfermedades de alto riesgo y especies que constituyan plagas, aislar su presencia en caso de que éstas ocurran, evitar su propagación y propender a su erradicación; y agrega que el incumplimiento de cualquiera de las medidas establecidas en dicho reglamento, será sancionado conforme a las normas del título IX de la citada ley; y

c) que el artículo 118 de la Ley de Pesca, en su inciso 1°, establece que el que ejerce actividades de acuicultura u otras, sometidas a los reglamentos establecidos de conformidad con los artículos 86 y 87 y no adoptare las medidas de protección dispuestas en ellos, será sancionado con una multa de 50 a 3.000 unidades tributarias mensuales.".

SEXTO: Que, conforme al análisis y razonamientos anteriores, este Tribunal de Alzada concluye, que las normas para la limpieza de redes que contiene el artículo 9 del Reglamento Ambiental para la Acuicultura, corresponden a medidas de protección que dicho reglamento contempla de acuerdo con lo ordenado en el artículo 86 de la Ley de Pesca ya reseñado y que las sanciones al cumplimiento de las medidas de protección sanitarias están establecidas en la Ley de Pesca y Acuicultura, acorde con lo dispuesto en sus artículos 86 y 118.

SEPTIMO: Que así entonces, no se acogerán las argumentaciones de la denunciada, en cuanto a que no se podría sancionar por el artículo 118 de la Ley de Pesca, porque ésta penaliza la no adopción de las medidas de protección dispuestas en los reglamentos dictados según los artículos 86 y 87 de la misma ley, puesto que ha quedado demostrado que precisamente es en el Reglamento Ambiental para la Acuicultura, en su artículo 9, donde se contempla la conducta típica, cuya sanción se establece en el artículo 118 de la Ley del ramo, de tal forma que estos sentenciadores, acogerán las argumentaciones de la parte apelante, en cuanto a que es la misma ley la que desarrolla como conducta típica el incumplimiento de las medidas de protección emanadas de los reglamentos, tal como ocurre en autos.

Igualmente, no se considerarán los razonamientos de la denunciada, en cuanto a que estaría derogada la presunción de responsabilidad contenida en el artículo 125 de la Ley de Pesca, ya que, tal como lo señala la denunciante, no se trata de una presunción de derecho, y que por lo demás, no fue necesario tener por acreditados los hechos mediante la mentada presunción, atendidas las demás probanzas allegadas al juicio.

OCTAVO: Que, deslindado lo anterior, corresponde entrar al análisis del fondo de la cuestión, esto es, si la denunciada empresa Salmones xxxx,tomó o no, las medidas adecuadas para la limpieza de sus redes, al día de la fiscalización, acorde con el punto de prueba fijado a fojas 53, esto es "Efectividad de haber incurrido la empresa denunciada en la infracción de que da cuenta la denuncia".

NOVENO: Que, al efecto se tiene, que en la denuncia de fojas 16 a 21 se señala que el día 26 de agosto de 2009, en el centro de cultivo "Bahía xx
, de propiedad de la denunciada, había tres redes peceras sucias sobre una plataforma, en parte sumergidas y de las que escurrían impurezas, las que habían sido removidas sin ninguna medida de protección, no estaban en contenedores sellados, tenían materi a orgánica en descomposición y escurrían sustancias químicas al mar, porque tenían revestimiento de metales pesados. Se señala, además, que el jefe de producción y operaciones de la empresa denunciada, don xxxx, dijo que efectivamente las redes pertenecían a la empresa y hacía un mes que las habían removido hasta ese lugar para su limpieza, sin contar con autorización para la limpieza en las plataformas. Esto último no fue contradicho sustancialmente por la denunciada, con la salvedad que expuso que se habría dado un sentido diverso a las palabras del referido funcionario, puesto que nunca se pretendió lavar las redes in situ, sino que en el taller de lavado de redes, lo que en nada altera el hecho de que las referidas redes hayan estado en el lugar, época y condiciones que fueron denunciadas.

DECIMO: Que, en estas circunstancias, sólo cabe concluir, que la empresa denunciada no adoptó las medidas adecuadas dispuestas por el Servicio competente en la materia, puesto que mantuvo o acopió redes en el centro de cultivo para su limpieza, sin la autorización de la Autoridad Marítima, razón por la cual la empresa denunciada debe ser sancionada, en la forma como se dispondrá.

DECIMO PRIMERO: Que, teniendo presente lo dispuesto en el artículo 118, inciso 1°, primera parte, de la Ley de Pesca y Acuicultura, por la cual se sanciona el incumplimiento a las medidas de protección dispuestas en los reglamentos y, considerando que no hay antecedentes acerca de infracciones anteriores como la que se le acusa a la denunciada que hayan sido cometidas por ésta, se le aplicará la pena de multa en su mínimo, y así se declarará.

Por lo considerado y disposiciones legales citadas, SE REVOCA, sin costas, la sentencia apelada de fecha dos de enero de dos mil diez, escrita de fojas 70 a 73 vuelta, en cuanto por ella se absolvió a la empresa Salmones Aysén S.A., representada por don Pablo Barahona Undurraga, de la denuncia formulada en su contra y, en su lugar, acogiéndose el recurso de apelación deducido por el Servicio Nacional de Pesca de la XI Región, SE CONDENA a la mencionada empresa por infracción a la normativa pesquera, al pago de una multa equivalente a 50 UNIDADES TRIBUTARIAS MENSUALES.

La multa aplicada deberá enterarse en el plazo indicado en el n° 9 del artículo 125 de la Ley de Pesca y Acuicultura, será a beneficio de los órganos señalados en el mismo número y, en caso de no ser éstas enteradas en el plazo legal, deberá procederse en la forma señalada en el número 10 de la misma disposición legal y bajo el apercibimiento establecido en el inciso final de este mismo número y disposición.

Ejecutoriada que sea la presente sentencia, el juez del ramo deberá dar cumplimiento a lo establecido en el inciso 2° del artículo 132 y 134 de la Ley de Pesca y Acuicultura.

Regístrese y devuélvanse.

Redacción de la Ministro Titular doña Alicia Araneda .

PRONUNCIADA POR LA SEÑORA PRESIDENTE TITULAR DOÑA ALICIA ARANEDA ESPINOZA, LOS SEÑORES MINISTROS TITULARES DON SERGIO FERNANDO MORA VALLEJOS Y DON PEDRO ALEJANDRO CASTRO ESPINOZA. AUTORIZA DON EDMUNDO ARTURO RAMIREZ ALVAREZ, SECRETARIO TITULAR.


kathy

Participar en el Foro
SEO Posicionamiento Web ChileHosting Chilerie.cl