Tala o explotación de árboles que ha recaído en un bosque
Procede sanción conforme al Art. 21 del Decreto Ley Nº 2 de 1974. ley de bosques
Medio AmbienteJurisprudenciaChileRegión del Bío-Bío
kathy Martes 15 de Junio del año 2010 / 16:53

Rol 1262-2009

Texto sentencia

Temuco, once de marzo de dos mil diez.

Vistos:

Se reproduce la parte expositiva de la sentencia apelada.

Se mantienen las consideraciones primera a novena.

Se eliminan las consideraciones décima y undécima.

También se elimina la parte resolutiva del fallo que se revisa.

Y TENIENDO ADEMÁS PRESENTE:

1º.- Que de las declaraciones de XXXX, quien depone a fojas 77; de XXXX, cuya declaración se lee a fojas 78; de XXXX, quien declara fojas 82, se aprecia que los denunciados durante un período extenso -que los testigos calculan en meses- procedieron a la tala de árboles en el sector. Reafirma la idea de explotación en escala no menor el uso e camiones, tractores, sierras y gente que iba con los que dirigían la operación, según relatan Meza y Saavedra.

2º - Que la inspección personal del tribunal - cuya acta consta a fojas 88 da cuenta de restos de tacones de cortas anteriores, entendiendo por tacones los restos de árboles que fueron aserrados.

3º - Que las fotografías que se han agregado desde fojas 8 a fojas 14, cuya autenticidad consta de la propia inspección personal del tribunal de fojas 88, dan cuenta que, aun después de la tala, ellas muestran la presencia de un bosque. Especial detalle muestra aquella e la parte inferir de fojas 11, la que entrega una visión de lo que debió ser aquel objeto de la denuncia, antes de su tala.

4º.- Que la defensa del denunciado XXXX sostiene que el terreno donde se efectuó la tala no es de aptitud preferentemente forestal, exigencia del artículo 2 del Decreto Ley 701 de 1974. Para desvirtuar tal pretensión basta con pensar que de hecho existió allí un conglomerado arbóreo que perfectamente cabe dentro del concepto de "bosque". Claro está que la mano del hombre ha dispersado los árboles, pero ese es precisamente el hecho culpable cuya sanción se persigue.

5º.- Que a continuación la defensa del denunciado XXXX arguye que en el caso de autos no se trata de "bosques", según los términos definidos por el citado decreto ley. Después de transcribir el texto del artículo 2 del decreto ley, en aquél acápite en que define lo que es bosque, la defensa sostiene que ninguna de las parcelas en que se ha dividido el terreno cumple con la exigencia de veinticinco por ciento de que trata el artículo 2 de esa decreto ley. Sobre ello, ha de rechazarse dicha alegación, porque el concepto que emana del Decreto ley 2 de 1974 es totalmente ajeno a la división que el hombre hizo del terreno donde se encuentra el bosque. La extensión que el precepto indica, así como la proporción de copa arbórea, dicen relación con el terreno ocupado por árboles y en ningún caso el terreno que el hombre ha dividido para su uso.

6º.- Que el denunciado ha objetado el valor que la parte denunciante asigna a la madera , así como la cantidad de pulgadas de la misma que indica el libelo de la Corporación Nacional Forestal, o Conaf. Pero esta parte de la defensa sólo s ha limitado a objetar, ni señalar otro valor u otra cantidad. Tampoco ha ofrecido ni rendido prueba alguna que permita tener por acreditada otra cantidad de madera volteada u otro valor de la misma. Resulta prudente, por consiguiente, aceptar las cifras que a este respecto ha indicado la denuncia de fojas 21 y los documentos que la acompañan.

7º.- Que las consideraciones anteriores, así como las probanzas que se han citado, permiten decidir que se ha acreditado suficientemente que la tala o explotación de árboles ha recaído en un bosque, según el concepto que ha definido el artículo 2 de la normativa del ramo. Siendo así, los denunciados XXXX y XXXX han incurrido en las sanciones que determinadamente expresa el artículo21 del Decreto Ley Nº 2 de 1974.

8º.- Que este tribunal hará uso de la facultad que le otorga el inciso 4º del artículo 24 bis y en consideración a que no hay antecedentes de infracciones anteriores, se aplicará a cada infractor una multa equivalente al 50% de aquella pedida por la Corporación Nacional Forestal.

Y teniendo además presente lo dispuesto en los artículos 1º, 14 y 32 de la ley Nº 18.287. y artículos 2º, 8º, 21, 22, 24, 24 bis, 32 y 35 inciso 3º, del Decreto Ley 701 de 1974,

SE REVOCA la sentencia de 22 de junio de 2009, escrita desde fojas 92 a fojas 102, y en lugar se declara:

I.- Que se condena a XXXX, cédula de identidad Nº 9.382.055-K, comerciante, domiciliado en Colo Colo número 011, pasaje Conguillío, casa 411, de Pucón, y a XXXX, cédula de identidad Nº 5.268.959-7, agricultor, domiciliado en Caburgua kilómetro 22, sector Playa Negra, en su calidad de autores de la falta tipificada en el artículo 21 del Decreto Ley Nº 701 a pagar cada uno de ellos una multa a beneficio municipal ascendente en cada caso a la suma de $9.863.900.- ( nueve millones ochocientos sesenta y tres mil novecientos pesos);

II.- Que el propietario, esto es XXXX, queda además obligado a presentar un plan de manejo de la zona afectada por la corta ilegal, para lo cual se procederá como lo indica el artículo 8º del Decreto Ley del ramo,

III.- Que se les condena al pago de las costas.

Regístrese y devuélvanse.

Redacción del abogado integrante señor Fernando Mellado Diez.

Rol Nº 1262-2009.

SR. LOYOLA

SR. MESA

SR. MELLADO

Pronunciada por la Primera Sala.

Presidente Ministro Sr. Archibaldo Loyola López, Ministro Sr. Álvaro Mesa Latorre y Abogado Integrante Sr. Fernando Mellado Diez.

En Temuco, a once de marzo de dos mil diez, notifiqué por el estado diario la resolución que antecede.

CONAF recurre de apelación contra la sentencia de primer grado que rechazó la denuncia formulada por tala o explotación de bosque. La Corte de Apelaciones revoca el fallo impugnado

type="text/javascript">
kathy

Participar en el Foro
SEO Posicionamiento Web ChileHosting Chilerie.cl