El tag y la venta de vehículos
Dispositivo con más de un enredo
TransporteArtículosChile
kathy Lunes 31 de Mayo del año 2010 / 8:40

Llegó para facilitar el pago de peajes, pero varios son los lectores que han manifestado inconvenientes con él.

Cuando debutó el sistema Televía o tag no pasó inadvertido. Primero, porque sonaba como una tecnología avanzada que, de una vez por todas, nos permitiría conducir en forma rápida y fluida. Luego, por las aglomeraciones y esperas que muchos automovilistas debieron soportar para adquirir uno.

Y si con el tiempo algunos problemas se acaban, otros llegan. Es el caso de quienes han vivido el proceso de vender un automóvil con el dispositivo, y que de no saber qué hacer pasan a tener todo tipo de complicaciones.

Ljubica Sapunar, por ejemplo, dejó su Toyota Corolla en una automotora de la marca que gestionaría la venta. Antes, eso sí, retiró el tag y lo entregó en las oficinas de Costanera Norte. Luego de esto se desentendió del tema, hasta que le llegó un cobro por haber ingresado en tres días a la autopista sin el dispositivo.

El problema pudo solucionarlo parcialmente, logrando que la automotora se haga cargo de pagar el monto, pero ahora deberá responder a las citaciones que le llegaron de dos juzgados. "He gastado tiempo y dinero solucionando los problemas en que me metió un irresponsable", dice con molestia hacia el local de compra y venta de vehículos.

Fuera de plazo

También Patricio Torres tuvo que soportar malos ratos; le cobraron una multa de $40 mil por no devolver el tag del auto que vendió, dentro de las 48 horas que siguieron a la transacción. Luego demostró que sí lo había hecho y, por último, le dijeron que daba lo mismo porque tal plazo no existía.

Con el fin de evitar complicaciones como éstas, Autopista Central firmó en julio un convenio con la Cámara Nacional de Comercio Automotriz (Cavem), que permitía a quienes vendan o adquieran un auto en alguna de las empresas asociadas a la entidad, prácticamente olvidarse del tema del tag, realizando todo el proceso en torno a éste en un solo lugar (la automotora).

Según Raúl Dell'Oro, presidente de Cavem, este acuerdo, anunciado con bombos y platillos, habría durado menos que un recorrido por la autopista, y hoy ya no regiría porque "a las empresas no les interesa. El MOP se preocupó de tener grandes vías, las concesionarias se dedicaron a hacerlas y a explotarlas. Pero del usuario, nada".

Para Héctor Precht, presidente de Automovilistas Unidos de Chile, el fin de este convenio sería "una lástima, porque para los usuarios es un lío; en nuestro sitio hay muchas quejas de gente con problemas del tag anterior. Sería una mala señal", dice.

Dell'Oro se queja también al considerar lo engorroso que, según él, es el sistema de devolución y adquisición de nuevos dispositivos. "Este tema es un parto, un caos. Hay que ir a las oficinas de la autopista a hacer los trámites, tanto el que vende como el que compra, y entregarles el aparato, que lo tienes que arrancar del vehículo", critica.

Sin embargo, el fin del acuerdo es desmentido por Autopista Central, donde aseguran que sigue en pie. "Ese convenio tenía dos partes: una consideraba que los vehículos nuevos tendrían tag, lo que hoy ya no rige porque se nos acabaron los dispositivos. La otra, que facilita el trámite de reemplazo del tag en las empresas adheridas a Cavem, continúa vigente", aclara Paola Zúñiga, jefa de Asuntos Públicos de la concesionaria.

Inhabilitación

Pero, bueno o malo, algún sistema vigente tiene que haber. Tanto en los números de atención a usuarios de Autopista Central (600-4000-600) y Costanera Norte (4900-900), como en sus sitios web, explican que el procedimiento es relativamente sencillo e incluye sí o sí la devolución del televía, que queda inhabilitado. "Así se evita su mal uso y cobros posteriores al antiguo propietario", explica Zúñiga. De la realización de este proceso se entraga una certificación al cliente.

Llamando a los números de las autopistas, quien adquiera un vehículo también puede saber si hay peajes impagos.

No es lo único en torno a lo cual algunos usuarios se quejan. Raúl Dell'Oro aprovecha la ocasión para seguir descargándose: "cuando todas las autopistas estén funcionando tendremos que pagar a cada una de las concesionarias, nos llegará una cuenta por cada una, lo que me parece ilógico. El sistema está muy mal confeccionado y las empresas no tienen mayor interés en solucionar ni éstos ni otros problemas".

Quizá (y como dice la máxima del Sernac) haya que seguir reclamando si corresponde y adoptando un rol activo ante los proveedores de este servicio. Automovilistas unidos... ¿jamás serán vencidos? Quién sabe.

Cómo se hace

En los números de atención a usuarios y en los sitios web de las concesionarias, informan que, a más tardar 48 horas después del cambio de propiedad del vehículo, se debe dar cuenta de ello personalmente a la empresa que facilitó el dispositivo, el que debe llevarse y devolverse en ese momento, además de pagar lo adeudado hasta esa fecha. Transferir el tag al nuevo dueño del automóvil no es posible, por lo que él debe gestionar la adquisición de uno nuevo.


kathy
http://www.emol.com/guia_servicios/despliegue_servicios/28122005_el_tag_y_la_venta_de_vehiculos.asp

Participar en el Foro
SEO Posicionamiento Web ChileHosting Chilerie.cl