Compañía Minera tiene obligación legal de velar para que su faena mantenga óptimas condiciones ambientales
Condiciones sanitarias y ambientales que resguarden la salud y el bienestar de las personas
Medio AmbienteJurisprudenciaChileRegión de Antofagasta
kathy Miércoles 19 de Mayo del año 2010 / 14:01

Rol 554-2009

Texto sentencia

Antofagasta, a treinta de marzo de dos mil diez.

VISTOS:

Se reproduce la sentencia en alzada y se le introducen las siguientes modificaciones:

En el motivo décimo octavo se sustituye la coma (,) ubicada seguidamente del sustantivo "polución" por punto aparte (.) y se elimina desde la conjunción "pero" hasta la palabra "Estado"

En el razonamiento décimo noveno, se reemplaza la coma (,) situada después de la palabra "polvo" por punto aparte (.) y se suprime a partir de la expresión "pero no" hasta "apreciaciones"

En el considerando vigésimo se suple la coma (,) a continuación del pronombre "esta" por un punto aparte (.) y se excluye desde la frase "pero igualmente" hasta "respectivo" y;

Se eliminan los motivos vigésimo cuarto y vigésimo quinto.

Y, en su lugar, se tiene, además, presente:

PRIMERO: Que la apelación del Fisco de Chile se funda en que, el Tribunal acoge la tesis de la reclamante y hace lugar a la reclamación deducida, al entender que no existieron ni se utilizaron elementos de medición objetivos del grado de polución existente en el sector de chancado primario al momento de levantarse el acta de inspección que dio origen al sumario sanitario.

Sostiene que el juez de primer grado se hace cargo de la prueba rendida por las partes, concluyendo que ni la prueba aportada por el Fisco como tampoco aquella presentada por la actora resultan idóneas para formar convicción en el tribunal respecto de las alegaciones de una y otra.

SEGUNDO: Que la apelante discrepa de lo resuelto porque a su juicio se ha desatendido el claro tenor literal del artículo 166 del Código Sanitario; también disiente la apelante de lo resuelto por el juez de primer grado porque en autos el reclamante no rindió prueba alguna tendiente a establecer la veracidad de los fundamentos de su demanda, es decir, que al momento de la visita inspectiva, la polución en el sector de la tolva de recepción y la salida de polvo fugitivo en el sector de chancado primario se encontraban dentro de los márgenes establecidos para ello. En este sentido, dice que el propio tribunal desestima el informe del laboratorio ALS Enviromental porque las muestras obtenidas, observaciones efectuadas y conclusiones a que se arriba no corresponden a las condiciones ambientales que se observaron el 7 de diciembre de 2006.

Según el Fisco la única prueba que razonablemente se podía rendir eran los informes de monitoreo realizados por los equipos controladores o supresores de polvo o material particulado en suspensión, pero en relación con el momento en que se levantó el acta de inspección.

Asimismo, en cuanto a la condena en costas, las objeta porque aún cuando se estimara que no ha existido motivo plausible para litigar, el Fisco debía hacerlo por imperativo legal y en segundo lugar por existir ultra petita porque la condena en costas no fue pedida por la reclamante en su libelo. En virtud de lo anterior pide se revoque la sentencia y se rechace la reclamación.

TERCERO: Que la Compañía Minera XXXX, representada por el Abogado don XXXX, en su demanda de fojas 7 interpone reclamo judicial en contra de la Resolución N° 704 de 2 de marzo de 2007, dictada por el Secretario Regional Ministerial de Salud (S), don Manuel Cortés Caro, representado para estos efectos por el Consejo de Defensa del Estado, representado a su vez por don Carlos Bonilla Lanas, ambos domiciliados en calle Arturo Prat N° 482 oficina 301 Antofagasta con el objeto de que se deje sin efecto la resolución reclamada que sanciona a la Compañía Minera XXXX representada por don XXXX, al pago de una multa de 200 Unidades Tributarias Mensuales para lo cual se tuvo como fundamento los hechos constatados y consignados en las actas de inspección de fechas 20 de junio, 13 de julio y 7 de diciembre del 2006, que constituyen infracción grave al Código Sanitario que rige todas las cuestiones relacionadas con el fomento, protección y recuperación de la salud; al Decreto N° 148 de 2003, al D.S. 594-199, al D.S. 59-1998, todos del Ministerio de Salud, a los cuales se refiere el considerando Décimo de la citada Resolución N° 704.

CUARTO: Que la actora ha invocado para el presente reclamo lo dispuesto en el artículo 171 del Código Sanitario, el cual establece: "De las sanciones aplicadas por el Servicio Nacional de Salud podrá reclamarse ante la justicia ordinaria civil, dentro de los cinco días hábiles siguientes a la notificación de la sentencia, reclamo que tramitará en forma breve y sumaria.

El tribunal desechará la reclamación si los hechos que hayan motivado la sanción se encuentren comprobados en el sumario sanitario de acuerdo a las normas del presente Código, si tales hechos constituyen efectivamente una infracción a las leyes o reglamentos sanitarios y si la sanción aplicada es la que corresponde a la infracción cometida".

QUINTO: Que conforme a los antecedentes vertidos en el proceso en la última visita inspectiva realizada por funcionarios de la Secretaría Regional Ministerial de Salud de la II Región a las instalaciones de Compañía Minera XXXX, se constató en el sector de tolva de recepción y salida de polvo fugitivo del sector de chancado primario, la presencia de gran cantidad de polución, no discutiéndose que en dicho sector había polvo fugitivo en suspensión y, en la estación de monitoreo, se detectó el incumplimiento de las exigencias realizadas en visita de 13 de junio de 2006.

SEXTO: Que el citado artículo 166 del Código Sanitario dispone: "Bastará para dar por establecida la existencia de una infracción a las leyes y reglamentos sanitarios el testimonio de dos personas contestes en el hecho y en sus circunstancias esenciales; o el acta, que levante el funcionario del Servicio al comprobarla". Lo anterior demuestra que el acta levantada por un funcionario del Servicio al comprobarla, tiene pleno mérito.

De esta manera, la infracción sanitaria que fuera verificada por funcionarios competentes de quienes no ha sido cuestionada la calidad de tal, se estima legalmente establecida.

SEPTIMO: Que por otro lado la parte reclamante alegó que la polución en el sector de tolva de recepción y salida de polvo fugitivo en el sector de chancado primario, constatada en la referida visita inspectiva de fecha 7 de diciembre de 2006, estaba dentro de los márgenes permitidos, aseveración que no logró ser acreditada, toda vez que los informes y resultados de los equipos controladores o supresores de polvo o material articulado en suspensión, debían corresponder al momento en que se procedió a emitir el acta de inspección por parte de funcionarios de la Secretaria Regional Ministerial de Salud de la II Región, resultando en consecuencia a este respecto insuficiente la prueba testimonial presentada por su parte en cuanto señala que la compañía posee los medios técnicos y equipos idóneos necesarios para controlar y suprimir la polución producida en el área de chancado, como también el informe de muestras obtenidas del Laboratorio ALS Enviromental, toda vez que como se dijo sus observaciones y conclusiones no corresponden a las condiciones ambientales existentes al momento de la visita inspectiva, esto es el 7 de diciembre de 2006, motivo por el cual el tribunal a quo acertadamente lo desestimó.

OCTAVO: Que en cuanto a la existencia de polvo u otras sustancias aéreas, el testigo de la reclamante, don XXXX, sostuvo que las cabinas donde trabajan personas se encuentran selladas respecto a los lugares donde existe polvo, realizándose monitoreos de polvo dentro de las cabinas; en consecuencia los otros lugares distintos a las referidas cabinas de trabajo selladas, están expuestos a polución y contaminación.

NOVENO: Que en los distintos lugares de trabajo deben existir condiciones sanitarias y ambientales que resguarden la salud y el bienestar de las personas que allí se desempeñan, por lo que la Compañía Minera XXXX tenía la obligación legal y constitucional de velar para que su faena minera se mantuviera en óptimas condiciones ambientales, y ni la prueba testimonial presentada por su parte, como tampoco los informes de monitoreo realizados por equipos controladores o supresores de polvo, lograron desvirtuar las imputaciones efectuadas en el acta de inspección realizada por la Secretaría Regional Ministerial de Salud de la II Región, no alterando las demás probanzas rendidas en la causa lo concluido.

DECIMO: Que de esta manera es posible dar por establecido que los hechos que motivaron la sanción impuesta fueron verificados en un sumario sanitario que fue tramitado de conformidad a las normas establecidas en el Código Sanitario, que derivó en un procedimiento en el que el infractor fue escuchado y tuvo la posibilidad de formular descargos.

UNDECIMO: Que tales hechos son constitutivos de la infracción a que se refiere el Decreto Supremo N° 59 de 1998, aplicable en virtud de lo dispuesto en la Circular N° 52 del 9 de noviembre de 2005 del Ministerio de Salud que señala: "La norma de calidad de aire primaria para material particulado debe ser aplicada en aquellos asentamientos humanos denominados campamentos mineros o en cualquiera otro similar, independientemente del tiempo que en ellos residan los trabajadores . . .".

DUODECIMO: Que los hechos imputados a la reclamante constituyen una infracción a las leyes y reglamentos que rigen la materia, de conformidad a lo establecido en el artículo 166 del Código Sanitario y, el monto de la multa aplicada se ajusta a lo dispuesto en el artículo 174 del Código Sanitario, por lo que necesariamente deberá revocarse la sentencia apelada.

Por estas consideraciones y visto además lo dispuesto en los artículos 161 y siguientes del Código Sanitario, SE REVOCA, con costas del recurso, la sentencia de fecha veinticuatro de julio de dos mil nueve, escrita a fojas 216 y siguientes, que acoge el reclamo interpuesto por Compañía Minera XXXX a fojas 7 y deja sin efecto la multa impuesta mediante Resolución N° 704 de fecha dos de marzo de dos mil siete y , en su lugar, se declara que SE RECHAZA dicho reclamo, manteniéndose la multa impuesta, debiendo darse estricto cumplimiento a lo dispuesto en la citada Resolución N° 704 de dos de marzo de dos mil siete, dictada por el Secretario Regional Ministerial de Salud II Región (S) Sr. Manuel Cortés Caro.

Regístrese y devuélvanse.

Rol 554-2009

Redacción de la Ministra Titular Sra. Virginia Soublette Miranda.

Secretaría Regional Ministerial de Salud recurre de apelación contra la resolución que acogió la reclamación de sociedad minera, y dejó sin efecto la multa impuesta. La Corte de Apelaciones revoca la resolución impugnada

type="text/javascript">
kathy

Participar en el Foro
SEO Posicionamiento Web ChileHosting Chilerie.cl