contrato por obra se transforma en indefinido
si existe continuidad y similitud de valores
TrabajoJurisprudenciaChileRegión MetropolitanaSantiago
Anónimo Lunes 31 de Marzo del año 2008 / 18:20

Rol 200-2008 

Contrato por obra se transforma en indefinido si existe continuidad y similitud en labores

Corte Suprema Cuarta Sala (Especial)

27 de Marzo de 2008

Los sentenciadores del grado para llegar a la conclusión que la relación entre las partes era de naturaleza indefinida y no una sucesión de contratos por obra o faena, no sólo se basaron en la eventual renovación de un segundo contrato de trabajo, en los términos del inciso tercero del numeral cuarto del artículo 159 del Código del Trabajo, sino que también por la identidad o similitud de las labores, el lugar en que se prestaron, la continuidad de ellas y porque en definitiva, los finiquitos que si bien fueron firmados por el actor, sólo pretendían desfigurar la verdadera naturaleza de dicha vinculación

Santiago, veintisiete de marzo de dos mil ocho.

Vistos:

Ante el Primer Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago, en autos rol Nº 3459-05, don José Manuel Orellana Lecaros deduce demanda en contra de Viviendas S.A., representada por don Francisco Rodríguez Manterola, a fin que se declare injustificado su despido y se condene a la demandada a pagarle las prestaciones e indemnizaciones que indica, más intereses, reajustes y costas.

La demandada, contestando la demanda, solicitó, con costas, el rechazo de la misma, alegando que el despido se ajustó a la causal establecida en el artículo 159 N° 5 del Código del Trabajo.

El tribunal de primera instancia, en sentencia de veinticinco de enero de dos mil siete, escrita a fojas 134 y siguientes, acogió la demanda, declaró injustificado el despido y condenó a la demandada a pagar indemnización sustitutiva del aviso previo y por años de servicios, esta última incrementada en un 50%, feriado legal y proporcional, más reajustes, intereses y sin costas.

Se alzó el demandado y una de las salas de la Corte de Apelaciones de Santiago, en fallo de trece de noviembre del año pasado, que se lee a fojas 164, confirmó el de primer grado, sin modificaciones.

La parte demandada deduce recurso de casación en el fondo en contra de la sentencia de segunda instancia, ya referida, denunciando los vicios que señala y solicitando su invalidación y reemplazo por la que describe.

Se trajeron estos autos en relación.

Considerando:

Primero: Que el recurrente expresa que la sentencia de segundo grado que confirmó el fallo y declaró injustificado el despido, infringió los numerales 4 y 5 del artículo 159 del Código del Trabajo. Al efecto argumenta, luego de transcribir estas normas legales, que el contrato de trabajo de plazo fijo es el que contempla la posibilidad de transformarse en indefinido.

Por su parte, el contrato por obra o faena no se encuentra reglamentado especialmente en el Código del Trabajo, pero reconoce su existencia en diversos preceptos legales.

Añade que, su característica dice relación con que si bien las partes convienen de antemano su duración, no conocen expresamente la fecha de su término porque no conocen en forma cierta cuando ésta va a concluir.

En este tipo de contratos entonces no existe inconveniente jurídico para que estos trabajadores sean contratados para una faena determinada, finiquitados y recontratados para una distinta, con o sin solución de continuidad sin que ello produzca el efecto de transformar dicha relación laboral en una de carácter indefinido.

Por consiguiente, el error de derecho se ha producido al confundir los contratos a plazo fijo con uno por obra o faena, pues la transformación del contrato a uno indefinido, sólo se produce respecto de los de plazo fijo y no en aquellos por obra o faena como era el que ligaba a las partes de autos y no procedía por lo tanto extenderlo como lo hizo el fallo a los por obra o faena ya que, según se ha dicho éstos tienen una naturaleza diversa al antes mencionado.

Finaliza explicando como los errores de derecho influyen en lo dispositivo del fallo y solicita se acoja el recurso, se anule la sentencia y dictándose la correspondiente de reemplazo que exprese que el término del contrato de trabajo del actor fue justificado, con costas.

Segundo: Que, en la sentencia impugnada se fijaron como hechos en lo pertinente los siguientes:

a) No hubo controversia sobre la existencia de la relación laboral entre las partes y que el demandante fue despedido por su empleador, quien invocó para ello la causal quinta del artículo 159 del Código del Trabajo.

b) Los servicios que prestó el trabajador fueron por labores similares o iguales durante un período prolongado, siendo las fechas estampadas en los documentos muy próximas unas con otras, todas relacionadas con las faenas de la construcción.

c) De los contratos de trabajo se advierte la proximidad de las fechas de inicio de los servicios, la naturaleza de éstos y la identidad del lugar donde éstos fueron prestados.

d) De los finiquitos acompañados a pesar que fueron suscritos por el trabajador, más que la existencia de vínculos contractuales diversos y de duración acotada, permitió llegar a la conclusión contraria, esto es, que existió una relación laboral de carácter indefinido disimulado por un sin número de otros de duración limitada.

e) De los mismos documentos indicados en la letra anterior y aplicando el principio de la primacía de la realidad, el contrato de trabajo se convirtió en indefinido luego de su segunda renovación, quedando constancia de la continuidad de la relación laboral que se extendió en el tiempo sin solución de continuidad,

Tercero: Que sobre la base de los hechos reseñados en el motivo anterior, los sentenciadores del grado estimaron que la causal de término del contrato invocada por el demandado para cesar la vinculación que lo unía con el actor era injustificada, motivo por el cual, acogieron la demanda y condenaron al demandado al pago de las indemnizaciones y prestaciones ya indicadas en la parte expositiva de esta resolución.

Cuarto: Que es del caso señalar que, tal como consta del fundamento séptimo del fallo impugnado, los sentenciadores del grado para llegar a la conclusión que la relación entre las partes era de naturaleza indefinida y no una sucesión de contratos por obra o faena, no sólo se basaron en la eventual renovación de un segundo contrato de trabajo, en los términos del inciso tercero del numeral cuarto del artículo 159 del Código del Trabajo, sino que también por la identidad o similitud de las labores, el lugar en que se prestaron, la continuidad de ellas y porque en definitiva, los finiquitos que si bien fueron firmados por el actor, sólo pretendían desfigurar la verdadera naturaleza de dicha vinculación.

Quinto: Que, en consecuencia, aún cuando pueda estimarse que la sentencia atacada ha incurrido en el error de derecho denunciado, esto es, entender que en la especie pudo transformase en indefinida la relación laboral existente entre las partes con motivo de la segunda renovación del contrato por obra o faena que éstas suscribieron, éste carecería de influencia en lo dispositivo del fallo, desde que la naturaleza indefinida del referido vínculo contractual fue establecida considerando otros elementos y antecedentes del proceso.

Sexto: Que, en tales condiciones, procede el rechazo del recurso de nulidad intentado.

Por estas consideraciones y lo dispuesto, además, en los artículos 463 del Código del Trabajo y 764, 765, 767, 771, 772 y 783 del Código de Procedimiento Civil, se rechaza, con costas, el recurso de casación en el fondo deducido por el demandado en lo principal de fojas 165, contra la sentencia de trece de noviembre del año pasado, que se lee a fojas 164.

Regístrese y devuélvase.

Rol N° 200-2008.

Pronunciada por la Cuarta Sala de la Corte Suprema integrada por los Ministros señor Patricio Valdés A., señora Gabriela Pérez P., señora Sonia Araneda B., y los Abogados Integrantes señores Ricardo Peralta V., y Hernán Álvarez G.

No firma el Abogado Integrante señor Peralta, no obstante haber concurrido a la vista del recurso y acuerdo del fallo, por estar ausente. Santiago, 27 de marzo de 2008.

Autoriza el Secretario de la Corte Suprema, señor Carlos Meneses Pizarro.




Participar en el Foro
 1..1 de 1 Opiniones

  1. carolina » carito.ccgmail.com3:42 Horas, 15/6/2011


    se ha vuelto a dar este mismo fallo ???


Página [1]
SEO Posicionamiento Web ChileHosting Chilerie.cl